¿Gastas más de lo que ganas?

¿Gastas más de lo que ganas?

Uno de los mayores problemas que una persona puede experimentar en la vida es en el área Financiera y se debe principalmente a nuestro deseo por querer más.
Matrimonios destrozados, relaciones facturadas, y una serie de consecuencias más que conocidas que terminan dañando nuestra salud emocional y de las personas que nos rodean.
Hemos visto familias en banca rota, amigos endeudados en sus tarjetas de crédito imposibilitados por un historial crediticio roto etc.
Escribo esto porque el fin de semana pude ver un vídeo (ampliamente recomendable) el cual explica en general como es la economía y el comportamiento de los seres humanos ante el dinero.
En el vídeo (How the economic machine Works) Ray Dalio el autor explica en una pequeña parte como los seres humanos en busca de mayor “satisfacción”, obtenemos cosas que no podemos pagar y eso trae implicaciones en tu vida y en la economía en general.

Es mi deseo advertir a mis lectores acerca de la importancia de vivir bajo nuestras condiciones económicas, se perfectamente que vivimos en un mundo distante y superficial en donde se enseña y se promueve las apariencias antes que los valores, el ser más por lo que puedes tener, no por lo que eres, y se también que es una línea delgada que debemos saber identificar, porque también es importante o necesario vivir en una sociedad y convivir día a día, no podemos estar aislados.
Aprendamos sobre todo a tener el control emocional ante decisiones que pueden marcar tu vida y sumergirse a una vida financiera personal endeudada, tomemos énfasis principalmente en alguna de las siguientes cosas;
1. Tarjetas de crédito. Evita usarla. ¿Sabes la Comisión anual de ella? (por favor trata de no tener más de una tarjeta)

2. Auto. Se que importante es un auto en la CDMX, principalmente por las contingencias, pero el involucrarse en un crédito alto y pagos por 5 años por un auto que sólo deseamos impresionar a los demás, se me hace un tanto ridículo, perdón por la expresión, pero tiene un grado alto de precaución este tipo de deudas. Puedes comprar algo no tan costoso a un menor plazo de crédito o un auto seminuevo, busca opciones.

3. La casa de mis sueños. Veo día a día a personas que tienen créditos hipotecarios imposibles de pagar, al final sólo terminas perdiendo por no poder pagarla, sólo por querer vivir en donde la mayoría de tus amigos viven y sentirte “in”

Conclusión.

” Compra sólo para lo que te alcance” y evita pagar créditos por mucho tiempo.

Abrazos.

Luis Daniel Verdugo.
Info@zapatillasyfinanzas.com